.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
poesía

22

Junio

2013

4

Cultura, Historia

El Cordano – Poema

Las puertas del recuerdo, en ese vaivén
se han sumergido en mis huesos
y la redondez del descanso
a mis espaldas, – el roble esta muerto –
¡lo dicen todo!, a las pisadas de los cueros antiguos,
del algodón bien cosido
y el sombrero a la nobleza de los antiguos.
Estoy viviendo de alegría la historia de los maderos caídos
y la tradición de los viejos vivos,
desde el viejo almacén de los buenos vinos tintos
hasta las calles barrocas de este pueblo olvidado.
Desde una juventud que añadió gracias al sabor,
hasta que regresa lenta y ante su mirada
la nostalgia y el recuerdo de haber ya vivido,
desde las primeras pisadas de sus talones partidos
aparta de sí el bullicio para envolverse en el pasado,
un pasado absurdo donde las verdaderas costumbres ya se han perdido,
sonrisas que me hicieron sentir su alegría
como si fuera el decrépito cansado,
curtido con las copas del pasado.
Siento el peso de un caminar que se aturde ante todo,
que reclama sus pisadas para tenderse en el reposo
de los mil visitantes sepultados.
Ahí va, a paso lento, salpicando las gotas de su larga vejes
y un vacío de cien años que carcome sus débiles huesos.
Tantos fueron los pasos de los ya difuntos
que sin querer abrieron zanjas para caer en la penumbra,
una penumbra que quedo encerrada al comienzo de una luz
que me envuelve en su tiempo.
Las melodías de una vieja guitarra
y el cantar de casi un mendigo hicieron a mi alma
sentir las tardes de un pasado
llorar como un bohemio enamorado,
cuando a las copas y el abano se oculta el sol
por las gigantescas puertas del bar Cordano.
Han pasado varios días y creo que ya he vivido
la triste soledad de un sentimiento sufrido,
que empapado en las rajaduras de sus altos rincones
me nublan miradas a su antojo
haciéndome sentir el alma, de este bar…

Autor, Dhani Arana Arismendiz

Facebook: Dhani Arana

Presidentes, poetas, escritores, artistas y personajes distinguidos fueron y son sus clientes en 110 años de historia.

Comparte con un amigo:

volver a la parte superior